Cotiza grandes cantidades, en el boton de "Cotizar Producto"

Agotado

Los lubricantes para altas y bajas temperaturas son lubricantes especiales formulados para funcionar de manera efectiva y proporcionar protección en condiciones extremas de temperatura. Su capacidad para mantener la lubricación adecuada en un amplio rango de temperaturas contribuye a prolongar la vida útil de los equipos, reducir el desgaste y mejorar la eficiencia operativa en entornos tanto de calor intenso como de frío extremo.

Comparar
SKU: 4122179924893 Categories: ,

Cotiza grandes cantidades, en el boton de "Cotizar Producto"

Descripción

Lubricantes para Altas y Bajas Temperaturas

Los lubricantes para altas y bajas temperaturas son sustancias utilizadas para reducir la fricción entre dos superficies en movimiento, especialmente en condiciones extremas de temperatura. Estos lubricantes están diseñados para funcionar de manera efectiva tanto en entornos de alta temperatura como en entornos de baja temperatura, donde los lubricantes convencionales pueden no ser adecuados.

La fórmula química y los componentes exactos de los lubricantes para altas y bajas temperaturas pueden variar según la marca y el tipo específico de lubricante.

Estos lubricantes son capaces de mantener su rendimiento y propiedades lubricantes en temperaturas muy altas o muy bajas, donde los lubricantes convencionales pueden fallar o volverse ineficaces.

En entornos de alta temperatura, los lubricantes convencionales tienden a descomponerse, volatilizarse o volverse demasiado delgados, lo que puede resultar en una pérdida de lubricación y un mayor desgaste de las superficies metálicas en contacto. Por otro lado, en entornos de baja temperatura, los lubricantes convencionales pueden volverse demasiado viscosos y espesos, dificultando su flujo y reduciendo su capacidad de lubricación.

Los lubricantes para altas y bajas temperaturas se formulan con bases lubricantes y aditivos especiales que les permiten mantener sus propiedades lubricantes y protectoras en un amplio rango de temperaturas. Estos lubricantes están diseñados para resistir el estrés térmico, proporcionar una película lubricante duradera y resistir la oxidación y el desgaste en condiciones extremas.

En términos de aplicaciones, los lubricantes para altas temperaturas son utilizados en motores de combustión interna, sistemas de transmisión, rodamientos de alta velocidad, sistemas hidráulicos y otros equipos sometidos a temperaturas elevadas. Por otro lado, los lubricantes para bajas temperaturas se utilizan en aplicaciones como equipos de refrigeración, sistemas de aire acondicionado, sistemas de refrigeración criogénica y otros equipos expuestos a temperaturas extremadamente frías.

Componentes de los Lubricantes para Altas y Bajas Temperaturas

  1. Base lubricante: Es la principal componente del lubricante y puede ser de origen mineral, sintético o semi-sintético. Las bases lubricantes sintéticas, como los polialfaolefinas (PAO) y los ésteres, son especialmente adecuadas para condiciones extremas de temperatura, ya que mantienen sus propiedades lubricantes a temperaturas tanto muy altas como muy bajas.
  2. Aditivos de extrema presión: Estos aditivos ayudan a prevenir el desgaste y el daño en las superficies metálicas bajo cargas y presiones elevadas. Los aditivos de extrema presión pueden contener compuestos de azufre, fósforo o cloro que forman una película protectora en las superficies de contacto.
  3. Aditivos de viscosidad: Estos aditivos ayudan a controlar la viscosidad del lubricante en diferentes rangos de temperatura. A bajas temperaturas, evitan que el lubricante se vuelva demasiado espeso y dificulte el flujo, mientras que, a altas temperaturas, evitan que el lubricante se vuelva demasiado delgado y pierda su capacidad de protección.
  4. Antioxidantes: Estos aditivos previenen la degradación del lubricante debido a la oxidación causada por la exposición al aire y al calor. Ayudan a prolongar la vida útil del lubricante y a mantener sus propiedades lubricantes incluso en condiciones de alta temperatura.
  5. Anticorrosivos: Estos aditivos protegen las superficies metálicas contra la corrosión y el deterioro causados por la presencia de agua u otros contaminantes. Ayudan a mantener las superficies limpias y protegidas, incluso en condiciones de alta humedad o bajas temperaturas.

Propiedades de los Lubricantes para Altas y Bajas Temperaturas

  • Estabilidad térmica: Los lubricantes para altas y bajas temperaturas tienen una alta estabilidad térmica, lo que les permite mantener sus propiedades lubricantes y químicas incluso cuando se exponen a temperaturas extremas. Esto evita la descomposición, volatilización o espesamiento excesivo del lubricante.
  • Viscosidad adecuada: Estos lubricantes tienen una viscosidad controlada que se adapta a las condiciones de temperatura extremas. Mantienen una viscosidad suficiente a altas temperaturas para proporcionar una lubricación adecuada, evitando volverse demasiado delgados. A bajas temperaturas, mantienen una viscosidad lo suficientemente baja para facilitar el flujo y evitar volverse demasiado espesos.
  • Resistencia al desgaste: Los lubricantes para altas y bajas temperaturas contienen aditivos de extrema presión que ofrecen una mayor resistencia al desgaste. Forman una película lubricante duradera en las superficies en movimiento, reduciendo la fricción y el desgaste incluso bajo altas presiones y cargas.
  • Propiedades antioxidantes: Estos lubricantes contienen aditivos antioxidantes que protegen contra la oxidación y el deterioro debido a la exposición al aire y al calor. Esto ayuda a prolongar la vida útil del lubricante y a mantener su rendimiento en condiciones de alta temperatura.
  • Propiedades anticorrosivas: Los lubricantes para altas y bajas temperaturas contienen aditivos anticorrosivos que protegen las superficies metálicas contra la corrosión, incluso en ambientes húmedos o con presencia de agentes corrosivos.
  • Compatibilidad con materiales: Estos lubricantes son compatibles con una amplia gama de materiales, incluyendo metales, plásticos y elastómeros, lo que les permite utilizarse en diferentes tipos de equipos y componentes.
  • Reducción de la fricción: Estos lubricantes tienen propiedades de reducción de la fricción, lo que contribuye a mejorar la eficiencia y el rendimiento de los equipos en condiciones extremas de temperatura.

Algunas Aplicaciones de los Lubricantes para Altas y Bajas Temperaturas

Motores de combustión interna: Estos lubricantes son utilizados en motores de alta potencia, como los motores de automóviles, motocicletas y maquinaria industrial. Ayudan a reducir la fricción y el desgaste en las partes móviles del motor, incluso a temperaturas elevadas generadas por la combustión.

Transmisiones y cajas de cambios: Los lubricantes para altas y bajas temperaturas se emplean en transmisiones automáticas y manuales, así como en cajas de cambios de vehículos y maquinaria. Proporcionan una lubricación adecuada para los engranajes y los rodamientos, asegurando un funcionamiento suave y una larga vida útil.

Sistemas hidráulicos: Estos lubricantes se utilizan en sistemas hidráulicos, como los sistemas de dirección asistida y los sistemas de elevación y manipulación de cargas. Garantizan una lubricación eficiente de los componentes móviles y protegen contra el desgaste en condiciones de alta presión y temperatura.

Equipos de refrigeración y aire acondicionado: Los lubricantes para bajas temperaturas son esenciales en equipos de refrigeración y aire acondicionado, como compresores y sistemas de refrigeración criogénica. Mantienen una viscosidad adecuada a bajas temperaturas para facilitar el flujo y la lubricación en condiciones de frío extremo.

Rodamientos de alta velocidad: Estos lubricantes se emplean en rodamientos de alta velocidad, como los utilizados en turbinas, motores eléctricos y rotores de aeronaves. Proporcionan una lubricación eficiente y una protección contra el desgaste incluso en condiciones de alta velocidad y temperatura.

Aplicaciones industriales: Los lubricantes para altas y bajas temperaturas encuentran aplicación en una amplia gama de equipos industriales, como hornos, generadores de energía, calderas y sistemas de transmisión de potencia. Ayudan a garantizar un funcionamiento confiable y una vida útil prolongada en condiciones extremas.

Si te interesa cotizar y adquirir más información sobre la venta de Lubricantes para Altas y Bajas Temperaturas, puedes ponerte en contacto con nuestra área comercial vía telefónica o por nuestro correo electrónico a:

Química Industrial Chile, es la mejor opción del mercado para la comercialización de Lubricantes para Altas y Bajas Temperaturas en Chile. Somos lideres en comercialización de Productos Químicos y Materias Primas, con presencia en más de 5 países.

Tienda
Barra lateral
0 List Deseos
0 Carro